lunes, 29 de agosto de 2016

La mafia de los estorninos

   Gabriel no es ciego, pero todos lo conocen por su apodo Tiresias porque habla con los pájaros. Vive en una casona de San Telmo y logró una mañana convencer a todo el clan mafioso con pruebas contundentes de su habilidad.
   Los estorninos levantaron vuelo desde los suburbios de La Plata elevándose sobre el río, y el grupo reunido en la azotea de la construcción, pudo ver la bandada enorme de aves negras formar el dibujo de un corazón enorme en el cielo, volando hacia el oeste.
   Con esa demostración comenzó la operación mafiosa más recordada por las mujeres de esta ciudad. Esta desmesurada metrópolis agregó de este modo otra mágica historia a las muchas que ya tiene.
   Los miembros del clan efectuaron un relevamiento de las muchachas enamoradas que residían en la zona del Bajo, haciendo posible el plan magnífico que llevaron a cabo los pájaros.
   Tiresias fue el encargado de hablarle a las aves cuando regresaban a sus nidos en el atardecer del viernes. Fue preciso en la indicación de los domicilios donde debían extraer y donde debían inyectar, fue exacto para lograr que a cada dormitorio llegara solo uno de esos animalitos. Los picos de miles de estorninos participaron del operativo, guiados por sus palabras.
   Y a la madrugada colmaron el aire, en penumbras todavía, con sus espectaculares vuelos sincronizados. Las personas que estaban despiertas, debido a sus oficios nocturnos, pudieron ver la danza poética con la que ascienden formando una mancha gigante que ondula como una bandera. Y los vieron cubrir el cielo de la ciudad, luego descender de las alturas, y después desaparecer entre los techados para penetrar a través de las ventanas abiertas de las alcobas.
   Lo hicieron bajo la consigna de no hacer ruido, de ser cuidadosos al apoyar las uñas rapaces de sus patas, de hincar en modo suave sus aguijones amarillos en los cuellos de las mujeres dormidas, de succionar la hormona de las zonas más profundas del cerebro que pudiesen, con la misma delicadeza que lo hacen las abejas, teniendo cuidado de no despertarlas con sus rústicos picos.
   Realizaron esa mañana, entonces, una extracción de oxitocina de las que estaban locamente enamoradas, y la inyectaron a las que padecían de tristeza, de falta de sensualidad, de ausencia de placer, aún con el hombre más encantador. El procedimiento fue un éxito.
   La tibieza de la luz que se coló por la ventana acarició los ojos de la primera mujer. Ella separó los brazos debajo de las sábanas y llevó sus manos hacia sus párpados. Unos segundos después recién advirtió el leve dolor en el cuello.
   Había tenido un sueño extraño, se había despertado con el corazón rebosante de un júbilo que no podía explicar. Se podría decir que el amor le había tomado toda el alma. Una amplia sonrisa le iluminó el rostro.
   Miró al muchacho que dormía plácidamente a su lado, le tomó la cara entre sus dedos para despertarlo y cuando él la miró, sintió una atracción dulce, y la voraz intención de preguntar a qué se debía este momento de gloria.
   Y si todo fue alegría para ellas en ese día, entonces ¿Dónde estuvo el crimen de esa mafia?
   Fue en el odio que se desató en las mujeres que perdieron novios y amantes, y en algo peor aún, que fue haber sentenciado a Buenos Aires a sufrir la eterna melancolía que padecerá para siempre.
   Es el día de hoy que todos los años se realiza un conjuro multitudinario con aguardiente y granos de café para que los estorninos regresen a devolver la felicidad. 
Safe Creative #1609189221061

45 comentarios:

  1. Un relato digno de participar en el concurso de cuentos de Mafiosos del Circulo de Escritores. debes participar amigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu elogio Maria del Carmen, seguiré tu consejo y me animaré a participar. Te mando un cálido abrazo.

      Eliminar
  2. Me resulta sorprendente, amigo Ariel, que justo tras publicar el día de los camalotes, publiques estos estorninos que, aun guardando tu estilo y por tanto similitudes, resultan tan diferentes.

    Sobre todo porque donde hubo descripciones muy cuidadas, aquí das paso a un ritmo más ligero, es decir que cuentas mucho con pocos elementos y primas la narración sobre la introspección. El resultado es como mínimo tan destacable como el cuento anterior, pues la historia es tremendamente original, bien llevada y con un delicioso realismo mágico, que es sin duda lo más destacado. Consigues un tono muy de fábula, de leyenda que se transmite de generación en generación. Graciasa a ello, nos da igual como lectores que lo que nos digas sea imposible, pues con ese tono logras que nos metamos en un mundo diferente, donde todo es más poético y cualquier cosa puede suceder.

    Sí que describes un poco más el quehacer de las aves cuando emprenden vuelo y luego ejecutan el plan. Y sólo decirte que te ha salido fantásticamente. Describes imágenes maravillosas, como la "mancha gigante que ondula como una bandera" o los pájaros que extraen con la "misma delicadeza que lo hacen las abejas". Me encantó esta parte.
    Quiero destacar también el papel que le das a la mafia, rompiendo los tópicos que tanto pueblan en la literatura, regalándoles una función casi de justicieros, en el que el joven Gabriel actúa casi como un hechizero para con los pájaros. Es un acierto que no expliques los porqués de su don. Es un cuento corto y no lo necesitamos, rompería la magia que tiene todo el texto.

    Sí creo no obstante, que igual que has roto tópicos con la mafia, si te has dejado arrastrar un poco con los mismos de las mujeres (el odio por celos). Es cierto que en el relato te centras sólo en ellas, pero no sé porque me ha sonado raro.

    Luego, el final es muy acertado, pues es ligero como el resto, sin dar mayor trascendencia del que tiene la costumbre. No en vano, han pasado muchos años, y ya se ha convertido en una tradición.

    En definitiva, un cuento que se lee con facilidad y mucho agrado, y que resulta tan original que se recuerda mucho después. Te doy la enhorabuena por el siempre excelente trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus estorninos me ha dejado en un estado de ánimo tan especial, que creo que parte de la oxitocina, al leerte, me ha entrado en los ojos.
      Simplemente me ha encantado, todo, desde el principio al final…la forma, el tono, el ritmo, las palabras escogidas, el uso de las comas, la manera de usar el como bien apunta Alejandro, realismo mágico en todo su potencial.
      Has jugado mucho al escribir dejándote llevar, y a la vez, tienes una técnica para emocionar tan sutil que casi no se nota (me ha encantado la parte en la que hay un método…para succionar las hormonas de los cerebros)
      Es ligero, como las alas de los estorninos, es mágico. Es un cuento especial e iluminado…y mira que es difícil combinar mafia, pájaros, crímenes, amor y mujeres

      Eliminar
    2. Y una mención especial para el magnífico comentario de Alejandro Gallardo.

      Eliminar
    3. En efecto Alejandro, como mi intención es participar con este relato del concurso "La mafia" que está acotado a 600 palabras, no me pude extender. Quise unir estos pocos elementos y me lancé a exagerar la historia para poner en evidencia su imposibilidad antes que convencer de la veracidad de la misma al que la lee.
      Y también como tu dices, con acierto, dejé sin explicar el don de Gabriel (solo dejé la pista de Tiresias), la imposibilidad de succionar hormonas que tienen los pájaros, el censo de las enamoradas, en fin, creo que por ese camino no funcionaría.
      Es verdad, y debo darte la razón, que he repetido el lugar común de asignar el odio por celos a las mujeres. Lo cierto es que a todos nos cabe.
      Como siempre debo agradecerte todos los elogios que me haces. Me alegro que te haya agradado el relato. He disfrutado mucho leyendo tu comentario, sabes mirar en todos los rincones y eso me ayuda, eres muy generoso.
      Te mando un fuerte abrazo.
      Ariel

      Eliminar
    4. Isabel, no sabes lo bien me hacen tus palabras porque esto de emocionar es lo más lindo que me puedes decir.
      Y además analizas el texto con ese valor agregado que tiene la mirada de la escritora. Muchas gracias por todas esas cosas bonitas que me pones.
      Te mando un afectuoso saludo argentino.
      Ariel


      Eliminar
    5. ¡Ahhh! y suerte en el concurso, desde luego es un relato original además de bien escrito, si yo fuera parte del jurado lo tendría muy en cuenta.

      Eliminar
    6. Muchas gracias Isabel por tus buenos deseos, es la primera vez que presento un relato a concurso ¡Que pena que no estés en el jurado!

      Eliminar
  3. Ese Gabriel es un verdadero mafioso. ¿Qué beneficio obtuvo? Es un Robin Hood de la felicidad? Muy bueno tu relato, me ha encantado la forma y el fondo.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... la verdad es que no sabemos Mirna, tendremos que esperar los próximos pasos de Gabriel (tal vez no sea, lo que se dice exactamente un mafioso). Me alegra mucho que te haya gustado el relato, eres muy amable al comentar. Un gran abrazo para ti.

      Eliminar
  4. Tu relato tiene el sabor de las grandes leyendas, de los mitos clásicos, que forman parte de la historia de las ciudades, empezando por la referencia al profeta Tiresias y cerrando el texto con los dos últimos párrafos que hablan de Buenos Aires. Y esta es, además, una historia muy imaginativa: un mafioso que convierte a unas mujeres tristes en apasionadas enamoradas.

    No me canso de decirte que me encanta cómo escribes, tu prosa llena de belleza y delicadeza.

    Espero que tengas muchísima suerte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana por pasar por aquí para dejarme tu mirada sobre este relato, y por las cosas lindas que dices. Tu opinión es muy importante para mí. Eres muy amable y además una excelente escritora a quien respeto mucho.
      Gracias por buenos deseos.
      Te mando un gran abrazo.
      Ariel

      Eliminar
  5. Poético relato en ese devenir de los estorninos que no acaba tan bien como uno se imaginaba mientras te leía porque se mezclan los extremos.
    Me ha gustado el ritmo delicado que le das al relato que va fluyendo tal y como te han dicho con delicadeza y belleza.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas pasado por aquí a dejarme tu comentario tan alentador, Conxita, y que te haya agradado el relato.
      Te mando muchos saludos.
      Ariel

      Eliminar
  6. Danza, baile sincronizado, dotes proféticas, nube compacta de los estorninos. Una belleza. Es un relato delicado sutil, nos haces volar. Delicadeza, sensibilidad, algo muy característico en ti.
    Digno de ser premiado. Mucha suerte Ariel. Destaco, aunque ya lo hice en tu perfil de TR. La excelente narrativa de los dos últimos relatos. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda ¡Qué alegría me da tenerte por aquí! Me siento sumamente halagado cuando me dices que te han gustado estos dos últimos relatos. Eres una escritora que admiro. Tienes una sensibilidad que me conmueve, ya te lo he dicho muchas veces y no me cansaré de repetirlo, y es por eso que tus lecturas y tu opinión valen mucho para mí. Es un verdadero placer que hayas pasado para dejarme estas cálidas palabras. Es la primera vez que presento un relato a un concurso, lo he pensado mucho y al final me he animado. Te agradezco tus buenos deseos y te mando un fuerte abrazo.
      Ariel

      Eliminar
  7. Una leyenda más que añadir a tan bella ciudad, con su componente romántico y mafioso para hacerla entretenida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bruno.
      Otro abrazo para ti.
      Ariel

      Eliminar
  8. Hola Ariel, tu relato es maravilloso!!!! tus palabras suaves, cálidas y tiernas.
    Como si la descripción que haces fuera como seda que se escurre entre las manos.
    Gracias por la belleza y el buen momento.
    Desde hoy tu seguidora.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Indira por obsequiarme tan cordiales palabras. Un gran saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar
  10. Bueno, no tengo nada para agregar a lo que ya te han dicho. Le diste la vuelta al tema mafioso y lograste un poema en prosa. Es la primera vez que te leo, voy a pasar más seguido.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Denise, eres bienvenida y siéntete como en tu casa para pasar por aquí y comentar. Gracias por tus palabras. Te mando un afectuoso saludo!
      Ariel

      Eliminar
  11. Un cuento inspirado en la sabiduría de la mitología griega, en esas estupendas y mágicas leyendas, donde todo tiene sentido y nos lleva a reflexionar sobre la vida o los misterios del universo, de ahí que un nuevo "Tiresias" sin problemas de ceguera, se reencarne en este personaje de Gabriel y le ceda su conocimiento de la magia para llevar a cabo esta "hazaña" que debido a la polaridad del pensamiento humano, logra su objetivo a costa del "crimen" de la mafia o de lo que otros llaman "daños colaterales", pero que gracias a tu pluma no nos resultan tan incomprensibles, sino fruto de esa dualidad existencial de la mente humana, donde el egoísmo mal comprendido es capaz de todo, bueno y malo.

    Un placer descubrir la belleza de tus letras y te deseo mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer recibir este gratificante comentario con el análisis profundo que haces, me alegro que te haya disparado todas esas reflexiones. Te estoy muy agradecido por tus elogios Estrella, gracias por tus buenos deseos y te mando un gran saludo. Mucha suerte para tí también en el concurso, has realizado un excelente trabajo, como no era para menos.
      Ariel

      Eliminar
  12. Nos sorprendes Ariel con lo original de tu idea para el concurso de cuentos de mafiosos. Cuando cualquiera se espera una historia típica al uso, tu nos llevas de nuevo a tu Buenos Aires y nos enseñas sus rincones su melancolía. No cabe duda que eres el mejor embajador de tu ciudad, animando a tus lectores a visitar esos lugares por los que paseamos cuando leemos tus relatos.
    Es este un cuento surrealista, envuelto en una magia que hace flotar al lector como si estuviese dentro de un sueño. La idea del amor llevado de la mano de los estorninos, que dan y quitan según las indicaciones del entrañable Teresias (algún día nos explicarás el por qué de su apodo), resulta muy evocadora. Pero como siempre el amor tiene también su cara amarga, algo que reflejas muy bien al final de tu relato.
    Da gusto volver de vacaciones y encontrarse con lecturas como esta. Felicidades Ariel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge!
      Espero que hayas disfrutado de tus vacaciones. ¡Qué bueno tenerte por aquí! Como ves me he animado a enviar este relato al concurso, ya me quedo conforme con el solo hecho de participar junto a grandes escritores. Como habrás visto han sido muy afectuosos conmigo. Y ahora me llega tu amable y elogioso comentario, ¡qué más puedo pedir! Por supuesto, nada más.
      Gabriel, no es ni más ni menos que el personaje del "loco de jaula", y también el del "pozo de Kola". Aquí lo he apodado Tiresias para apoyarme en la mitología griega, tu sabes, al que Palas Atenea dejó ciego por haberla visto desnuda cuando tomaba un baño, luego la diosa se apiadó a pedido de la madre del ciego y, aunque no le devolvió la vista le dio el don de poder hablar con los pájaros. Me pareció que debía darle condimentos de este tipo para indicar al lector claramente la inverosimilitud de esta historia y poder cargarla con la poesía y el lirismo que pretendía. Me alegro mucho que hayas venido a dejar tu comentario aquí. Es un placer para mí que estemos nuevamente en contacto.
      Te mando un gran abrazo.
      Ariel

      Eliminar
  13. Me sorprendió mucho tu relato y para bien, empecé a leer y poco a poco me fui enganchando a la lectura y a la escritura. El final me parece de un giro maravilloso. Te deseo mucha suerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mariola por todas las cosas lindas que dices. Me alegro que te haya gustado, gracias por tus buenos deseos. Mucha suerte en el concurso!
      Ariel

      Eliminar
  14. Muy interesante tu relato, legendario. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
  15. Un relato muy original y reflexivo. Muy bueno, Ariel.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y pasar por aquí Federico, eres bienvenido. Un gran saludo para ti.
      Ariel

      Eliminar
  16. ¡Qué arte tienes, Ariel! Tienes el don de ver o imaginar paisajes en movimiento y devolvernóslos, con toda su belleza, a través de las palabras, de forma que con tus palabras, podemos verlos como tú los viste o los imaginaste. Además en esta leyenda o invención hay originalidad. Y has logrado contar la historia con pocas palabras, con ligereza. Más difícil todavía. Una delicia, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los elogios y por dejarme tus palabras por aquí. Dices muchas cosas bonitas y halagadoras, sobre todo lo de la originalidad, viniendo de quien viene, una de las escritoras más originales que he leído, de veras te lo digo. Me alegro muchísimo que te haya gustado. A pesar de ser corto, o tal vez por eso, me ha costado elaborarlo y corregirlo para dejarlo lo mejor que pude. Bien bañado y perfumado como decimos por aquí. Te mando un gran abrazo Marimoñas.
      Ariel

      Eliminar
  17. ¡Ah!, se me olvidaba: mucha suerte con el concurso. Ojalá ganes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus buenos deseos Mari.
      Ariel

      Eliminar
  18. Un relato sobre la mafia desde un punto de vista diferente, sorprendente y original. Yo me hubiera inclinado por hacer un relato negro y veo que tú lo realizas poéticamente, situando la acción en tu amada y melancólica Buenos Aires. Es un relato ganador, de ahí que hayas conseguido el primer puesto. Felicidades

    ResponderEliminar
  19. Te agradezco mucho Jose, es el primer premio que recibo, yo empecé publicando relatos tímidamente en TR en abril de este año, más que un escritor soy alguien que está empezando a escribir, te imaginas que impacto tremendo me ha causado esta distinción. Como digo en la nueva entrada les estoy agradecido a todos los escritores que han colaborado conmigo con sus comentarios y sus críticas. Tu entre ellos. Te mando un gran saludo.
    Ariel

    ResponderEliminar
  20. Ariel es de un encanto poetico - melancolico, casi mistico tanguero te diría. Me enterneció el relato. Gracias por la belleza que deja huella. Un abrazo de Mauricio que espera los estorninos lleguen a Neptunia.

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias Mauricio, llegarán, llegarán y van a estrenar el bote de nuestros amigos uruguayos. Te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Un magnífico relato, más allá de cualquier género, digno del oro del concurso de relatos mafiosos, digno de cualquier lector que precie la buena escritura.
    Deja mella la bella historia de los estorninos, se torna una tradición lugareña y queda grabada en la memoria de quien la ha leído y disfrutado.
    Enhorabuena, Raúl.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Edgar, me alegro mucho que te haya gustado. Te mando un gran saludo.
      Ariel

      Eliminar
  23. Así que los estorninos dejaron a media población femenina contenta, a la vez que la otra mitad se vio privada de su faceta más amatoria y jubilosa. Complicado equilibrio para mantener sin duda jaja. Una peculiar historia de "mafiosos" no cabe duda, bien hilvanada y descrita en detalles como el del vuelo casi calculado de estos pájaros. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, complicado equilibrio, José, ya has visto que la otra mitad se ha quedado realmente furiosa, imagínate si algo similar nos hubiese pasado a los varones, ¡¡no se hasta donde hubiésemos llegado!! Muchas gracias por pasar por aquí y elogiar el relato. Un abrazo.
      Ariel

      Eliminar